Más empleo y más precario; menos parados, pero más desprotegidos

  • CCOO de Asturias alerta de que sólo un 8,7% de los contratos que se firmaron en febrero fueron indefinidos, la proporción más baja para este mes desde 2002
  • El sindicato señala que no habrá una verdadera recuperación que beneficie a las personas hasta que los datos macroeconómicos positivos no tengan reflejo en el empleo de calidad

Febrero ha finalizado en Asturias con 98.302 personas paradas registradas en las oficinas del Servicio Público de Empleo, 1.212 menos que el mes anterior. El secretario de Empleo de CCOO de Asturias resalta que hay “más empleo y más precario; menos parados pero más desprotegidos”. De este modo, prosigue Adrián Redondo, “en enero (último mes para el que se dispone de información) la tasa de cobertura se situó en su nivel más bajo desde que comenzó la crisis, pues sólo un 53,7% de los parados con cotización previa percibían prestaciones”.

En palabras de Adrián Redondo, “el empleo crece y la calidad del trabajo disminuye”.  De los 19.884 nuevos contratos que se firmaron en Asturias en febrero, sólo un 8,7% fueron indefinidos, la proporción más baja para este mes desde 2002.  Además, atendiendo a la evolución del último año,  “si bien es cierto que la contratación subió un 21,10%, también lo es que crecieron con más fuerza los contratos temporales que los indefinidos”.

Las cifras de afiliación a la Seguridad Social están por encima a las de hace un año,  3.507 cotizantes más en Asturias. Para CCOO  “se trata más bien de un reparto del empleo, con un alto componente de temporalidad, parcialidad y bajos salarios”. Así, agrega Adrián Redondo,  “favorecido por esta tímida creación de empleo interanual, pero sobre todo por la no renovación de la demanda de empleo y la pérdida de población, el número de parados registrados se reduce en el último año en 5.497 personas”.

Para CCOO no habrá una verdadera recuperación que beneficie a las personas hasta que los datos macroeconómicos positivos no tengan reflejo en el empleo de calidad. “Tal como llevamos tiempo reclamando desde el sindicato, tiene que haber políticas de estímulo económico, como la compra de deuda pública o los planes de inversiones que se están empezando hacer ahora,  y una subida real de los salarios para estimular el consumo interno”. Asimismo, prosigue Adrian Redondo, “es necesaria una apuesta decidida  por los servicios públicos y el reforzamiento de los sistemas de protección, pues el país corre el riesgo de agrandar la brecha de la desigualdad y condenar a cientos de miles de personas a la exclusión”.

Fuente original